Saltar al contenido

Cómo taladrar azulejos y baldosas sin romperlos

Taladrar azulejos sin romperlos

Los azulejos son una superficie lisa y frágil para taladrar. Por eso debemos tratarlos con cuidado y de la manera correcta para que no se rompan. Esto no es difícil si sabemos como hacerlo, pero si no lo hacemos de la manera idónea nuestras racholas podrían rajarse.

Si quieres colocar cualquier tipo de accesorio, en el baño o en la cocina, te enseñamos paso a paso la manera correcta para que cualquier reforma en casa te quede perfecta.

Materiales necesarios para perforar baldosas.

En nuestra pagina tambien contamos con más guías para aprender a taladrar correctamente. Haz clic en el enlace y descubrelas.

¿Cual es la mejor broca para azulejos?

Una de las cosas más importantes a la hora de perforar nuestras baldosas es contar con la broca adecuada para nuestro taladro. La mejor broca para estos casos es la denominada «widia». Esta broca cuenta con una punta reforzada que nos evitará tener que hacer mucho esfuerzo para taladrar la baldosa.

El tamaño de esta broca no debe ser superior a 6mm ya que si no aumentaremos el riesgo de que el azulejo se resquebraje. Si por lo que fuera el accesorio que queremos instalar necesita uno agujero más grandes. Deberás perforar con la de 6mm y una vez tengas echa la perforación aumentas el diámetro con una más grande.

Comprar broca para taladrar azulejos

Taladrar azulejos paso a paso:

  1. Encontrar la zona idónea para taladrar: Lo más importante a la hora de enfrentarnos a perforar en cualquier baldosa es saber dónde podemos hacerlo. Las zonas que siempre deberemos evitar son la de las uniones con las demás baldosas. Después utilizaremos nuestras manos para golpear suavemente la baldosa y así reconocer donde suena hueco. Este sonido  nos indicará que en esas partes del azulejo no encontramos pasta y evitaremos en la medida de lo posible taladrar ahí. La zona óptima para perforar es en las partes donde se encuentra la pasta que lo pega a la pared.
  2. Marcar dónde vamos a taladrar: Una vez tengamos claro dónde queremos taladrar cogeremos el rotulador permanente y marcaremos un punto en el sitio donde queramos colocar nuestro accesorio. Recomendamos utilizar un metro y un nivel para que quede perfectamente alineado si es necesario. Cuando tengamos esos puntos , utilizando el punzón y el martillo daremos unos pequeños golpes para hacer saltar la capa exterior de la rachola. De esta manera evitaremos que resbale el taladro provocando marcas en el material .
  3. Colocar cinta de carrocero: utilizando la cinta de carrocero colocaremos dos trozos en forma de cruz encima de los punto que ya hemos hecho previamente. De esta manera evitamos que  la vibración que  produce el taladro al taladrar  azulejos provoque que patine.
  4. Colocar la broca: Una vez echo todo los paso anteriores es momento de prepara el taladro para la acción, colocaremos la broca de «widia»  perfecta para estos trabajos.
  5. Taladrar: Apoyaremos el taladro sobre el agujero y empezaremos a perforar el azulejo lentamente. De esta manera nos aseguramos que taladramos en el sitio correcto y además evitamos que la baldosa vibre demasiado. Una vez superamos la capa superior, ya no debemos tener problema con el resto del agujero. Deberemos repetir estos paso con todas las perforaciones que queramos hacer.
  6. Tacos: Cuando los tengamos todos  es importante que coloquemos un taco en cada uno.
  7. Montar el accesorio: Para finalizar solo tendremos que atornillar el accesorio elegido y disfrutar del trabajo bien hecho.

Consejos a tener en cuenta.

  • Acuérdate de quitar la función percutora del taladro antes de iniciar la perforación.
  • Utiliza un sobre cuando perfores azulejos.De esta manera todos los restos caerán dentro de él y la limpieza será mucho más rápida y eficaz.
  • Utiliza todas las medidas de seguridad necesarias para no sufrir daño a la hora de utilizar esta herramienta.

Última actualización el 2019-12-14 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados