Saltar al contenido

Cómo taladrar metacrilato. Guía paso a paso

Si te encanta el bricolaje, ¡enhorabuena! Probablemente seas una persona creativa e innovadora que decora su hogar como quiere sin tener que gastar más de la cuenta. Para ayudarte a seguir este camino, hemos preparado una guía sobre cómo taladrar metacrilato.

Así, podrás añadir una técnica más a tu larga lista de habilidades y, al mismo tiempo, usar uno de los materiales más versátiles, moldeables y resistentes del mercado: el PLEXIGLÁS.

¿Cómo prepararte para trabajar con metacrilato?

  1. Usa elementos de protección. El metacrilato -también conocido como cristal acrílico o PLEXIGLÁS- es un polímero muy parecido al vidrio. Por tanto, es recomendable que, antes de aventurarte a trabajar con él, uses guantes y gafas de seguridad. De esta forma, evitarás cualquier accidente.
  2. Elige una zona apropiada para trabajar. Perforar metacrilato es una tarea fácil y rápida, al menos cuando se tienen los materiales necesarios. Sin embargo -y a pesar de no ser una actividad extremadamente peligrosa- se aconseja trabajarlo en un área ventilada y sobre una mesa de trabajo o superficie lisa y estable. Para protegerla, bastará con una tabla MDF de densidad media.
  3. Reúne los materiales e implementos. Además de los dispositivos de seguridad, necesitarás varios materiales y herramientas para poder agujerear metacrilato como un experto. Usa un rotulador para marcar los puntos que deseas taladrar. Si no quieres manchar el cristal, pon un papel de trabajo marcado entre la lámina de metacrilato y la tabla de madera.
  4. Escoge el taladro perfecto. Lo ideal para hacer agujero en metacrilato es usar un taladro especial para plexiglás. Si no tienes uno, ¡no te preocupes! Cualquiera que alcance de 500-1000 RPM será más que suficiente. En cuanto a los accesorios, decántate por un punzón y brocas helicoidales con un ángulo de punta de 60 ° mínimo y 90 ° como máximo.
  5. Prepáralo todo antes de empezar. Ahora que ya tienes lo que se necesita para perforar metacrilato, ¡es hora de que dejes todo listo para comenzar a trabajar! Limpia la mesa o superficie de trabajo. Luego, pon la tabla de protección sobre la mesa. Encima, coloca la lámina de metacrilato y fíjala con varias abrazaderas. Para evitar que la hoja se marque, protégela con algunos trozos de fieltro.

Cómo hacer agujero en metacrilato. Paso a paso

  1. Conecta el taladro y fija el punzón. Si tu taladro usa baterías, asegúrate de que esté cargado. El punzón te servirá para hacer agujero en metacrilato que te sirva como guía y, al mismo tiempo, impedirá que el material se agriete.
  2. Cambia el punzón por una broca helicoidal. Este diseño es especial para trabajar con superficies acrílicas porque te dará un mayor control sobre el material y evitará que ocasiones cualquier daño a la superficie o a sus alrededores. Pon la broca sobre el agujero guía y comienza a taladrar lentamente.
  3. Mantén el ritmo para no derretir el plástico. Como todo polímero, el acrílico es un tipo de plástico. Al taladrar metacrilato a máxima velocidad, solo lograrás que se derrita o que los laterales del agujero se astillen. Por eso, ¡sigue el consejo de los expertos! Hazlo de forma lenta y asegúrate de mantener un ritmo suave y sostenido.
  4. Haz varias pausas y lubrica la superficie. Aunque trabajes lentamente, la broca podría calentarse dañando así el material. Para impedirlo, haz varias pausas y limpia la superficie con un poco de agua o cualquier otro lubricante o refrigerante.
  5. Detente lentamente al tocar el MDF. La tabla de MDF es una protección que también te servirá para saber cuándo debes reducir la velocidad del taladro y detenerte por completo.

Consejos para taladrar metacrilato sin complicaciones

  • Practica en una lámina de acrílico vieja. Si tu proyecto es muy ambicioso -y es tu primera vez- toma una hoja de metacrilato que ya no uses y practica sobre esta superficie. Así, tendrás mayor control sobre el taladro.
  • Ayúdate con algunos implementos. Aprovecha cada pausa para mantener la zona hidratada, fría y libre de virutas. Primero, limpia el agujero y sus alrededores con una brocha. Después, rocíale agua con un pulverizador. Notarás que trabajar con un rociador será mucho más fácil.
  • Después de agujerear metacrilato, ¡no toques nada! El área taladrada podría estar muy caliente. Evita cualquier contacto, incluso aunque tengas guantes de seguridad.
  • Si no tienes un taladro, ¡prueba con otras herramientas! Los taladros no son las únicas herramientas que sirven para perforar metacrilato. Las fresadoras -por ejemplo- son igual de efectivas.
  • Sácale brillo a la pieza para mejores resultados. Si cuentas con discos de tela de fieltro, ¡estupendo! Este tipo de accesorios es perfecto para usarlos al agujerear metacrilato porque permiten sacarle brillo a la lámina y obtener un resultado más profesional y prolijo.

¿Quieres saber cómo taladrar otros materiales? ¡Echa un vistazo a nuestras guías!